El Seminario

¿Qué pecados se esconden en las páginas de un libro? ¿Qué tentaciones se anidan entre sus cubiertas? Desde el 411 a.C. con la destrucción en Atenas de las obras de Protágoras hasta el 1966 cuando el Index librorum prohibitorum fue derogado por el Papa Pablo VI, la mano del censor ha intervenido “institucionalmente interceptando tentaciones y pecados” en una considerable cantidad de textos que el lector de hoy encontraría no sólo interesantes sino placenteros y hasta convenientes.

La idea de que leer es peligroso y la consiguiente censura que de ello se deriva se ha extendido por los siglos y los continentes: recordemos la prohibición española del Lazarillo, la portuguesa de Os Lusíadas, la francesa de Madame Bovary o 1984 de Orwell, y los también proscritos (aunque aparentemente inofensivos) Alicia en el país de las maravillas o La Caperucita Roja. ¿Será que, como decía Oscar Wilde, “los libros que el mundo considera inmorales son los que le muestran su propia vergüenza”? El Seminario Internacional Literatura y Pecado pretende analizar desde una perspectiva multidisciplinar, intercontinental y transcultural el modo en que los diferentes pecados capitales se representan en la literatura, el cine, la música y otros ámbitos de la cultura.

Además del tema de estudio, uno de los aspectos originales que distingue al seminario es la propuesta multilingüe que demuestra la convivencia efectiva de cuatro lenguas y culturas: la catalana, la española, la portuguesa y la italiana. Así, una vez al año investigadores de todo el mundo se reúnen el Palma en torno a un pecado capital para poner en común sus investigaciones al respecto y crear un mapa compartido del pecado en las artes y las letras.
Llevar a cabo este proyecto, completamente gratuito para los asistentes, solo es posible gracias al apoyo de instituciones y empresas que apuestan, como nosotros, por una cultura pública y de calidad, el más valioso vehículo para la consecución de una sociedad autónoma y preparada, cuya tarea para el presente y cuyo legado para el futuro sea de formar ciudadanos libres.